Archivo de la etiqueta: relaciones sociales mayores

Las manualidades en terapia ocupacional

Las manualidades, en términos generales, son trabajos realizados con ayuda de las manos con o sin herramientas. Generalmente se denomina así aquellas labores que tienen como objetivo la realización personal, una creatividad casera, una forma de desconectarse del trabajo o bien como medio para combatir el aburrimiento.

Las manualidades se pueden y deben usar como una forma de intervenir en terapia ocupacional tanto con los niños como con las personas mayores, personas con diversidad funcional, los enfermos de Alzheimer, entro otras muchas.

Cuando realizamos alguna actividad manual olvidamos los problemas diarios y reforzamos la concentración en ese mismo instante. Además, encontramos beneficios muy positivos como la mejora de nuestro autoestima, trabajar la capacidad de la imaginación, la paciencia, mejora de las relaciones sociales e interpersonales, disminuir el estrés. Nos ayuda a relacionarnos con otras personas, con otro entorno y sobretodo aprender a hacer algo por nosotros mismos. Además de todo esto, las manualidades sirven como terapia para aquellas personas que no acaban o no saben como integrarse.

En resumen, debemos valorar a las manualidades más y no encasillarlas en el ámbito infantil, ya que su labor terapéutica es muy amplia en cualquier etapa de nuestra vida, bien seamos niños, adolescentes, jóvenes, adultos o adultos mayores. 

 

Paula Piqueras- Terapeuta Ocupacional Idealia Centro de Día para Mayores

Musicoterapia en la tercera edad

 

La música significa cosas diferentes para gente diferente, y también significa cosas diferentes para la misma persona en momentos diferentes de su vida. La musicoterapia en personas mayores consiste esencialmente en conectar, o reconectar personas con el presente a través de la música.

Uno de los problemas de los que padecen las personas mayores es la sensación de abandono, el miedo a verse solas; no particularmente por sus necesidades o incapacidades físicas, sino por la soledad emocional. Sus hijos y nietos, ocasionalmente, les “damos por hecho”: seguimos adelante con nuestra vida mientras ellos nos ven desde la distancia. Echan de menos el contacto son su familia y seres queridos.

Aquí es donde podemos utilizar la música como herramienta para acercarnos a ellos y reconectarles con las sensaciones positivas de la vida y de felicidad. Así, no solo combatimos la soledad sino que reforzamos sus funciones físicas e intelectuales: memoria, atención, coordinación y equilibrio, entre otras.

A través de música que hayan escuchado y cantado en su juventud, o música con la que hayan estado vinculados en su etapa adulta, bien como intérpretes o entusiastas, la musicoterapia no es solo un puñado de actividades. Se convierte en una actividad completamente positiva que esperan con ganas. Ejercicios puramente rudimentarios como pueden ser dar palmas o tocar instrumentos simples de percusión cobran una dimensión diferente cuando los acompañas de los chotis, pasodobles, sardanas o sevillanasque llevan dentro desde su niñez.

Y más allá de hacer ejercicios, el hecho de que simplemente escuchen música en un entorno dedicado a ello les hace sonreír, que es el componente clave de este tipo de actividad. La música clásica ayuda mucho en esto. ¿A quién no le suena el Concierto de Aranjuez o la 9º sinfonía de Beethoven? Es música que requiere paciencia y tiempo de escucha, y es una experiencia que valoran y aprecian.

En conclusión, la musicoterapia ayuda a cubrir necesidades básicas de las personas mayores de forma amena, evocativa y relajante. Fomenta la sensación de comunidad y aumenta su calidad de vida con una sonrisa para todas las personas involucradas.

 

Alberto Zúñiga – Responsable de los Talleres de Musicoterapia en Idealia Centro de Día

La importancia de las rutas de transporte en nuestro centro de día

 

Uno de los problemas a los que se enfrenta la familia cuando decide llevar al mayor a un Centro de Día es el transporte ya que su movilidad no permite, en muchas ocasiones, poder ir caminando o en transporte público y la familia no siempre tiene disponibilidad para realizar dicha actividad.

En nuestro Centro de Día Idealia tenemos muy presente este hecho y sabemos que las rutas tienen múltiples ventajas tanto para los mayores como para sus familias y cuidadores.

Vamos a relacionar las más importantes:

  • Contribuye a establecer un horario fijo cada día y, por tanto, a unificar un mismo patrón de sueño y actividad cada día.
  • El tiempo de ruta es un espacio que favorece las relaciones sociales y, por tanto, estimulante en cuanto a que deben poner en práctica las habilidades sociales de comunicación con el resto de compañeros.
  • Respiro familiar ya que es una tarea de la que no deben encargarse y, que de no existir, impediría en ocasiones que el mayor asistiese al Centro de Día.
  • Personalización de horarios. Desde Idealia sabemos que este punto es fundamental y por eso las rutas se adaptan al ritmo y horario de nuestros mayores y las necesidades familiares.
  • Colaboración con la sociedad y el medio ambiente ya que las rutas contribuyen a la disminución de vehículos en circulación permitiendo que se trasladen un mayor número de personas realizando menos desplazamientos. Esto se traduce en reducción de emisiones de gases contaminantes.