Archivo de la etiqueta: problemas de comunicación

¿Qué es la claudicación familiar?

Cuando una persona sufre una enfermedad crónica o de larga duración, es necesario proporcionar cuidados a esa persona de una manera adecuada y, sobre todo, muy continuada en el tiempo. Estos cuidados pueden recaer principalmente en una persona o cuidador principal o en todo un núcleo familiar. Esta necesidad de responder a los cuidados durante un periodo tan largo de tiempo puede producir una gran tensión y estrés, tanto más en cuanto que la demanda en dedicación, en tiempo y en energías suelen ir en aumento. Es aquí cuando puede aparecer cansancio físico y psíquico, con sentimientos de impotencia, frustración o culpa, que termine en el agotamiento familiar, en el síndrome del cuidador del que hablamos en la última entrada y, en última estancia, en la claudicación familiar.

Esperanza Santos, médico de familia y máster en bioética, y José Carlos Bermejo, profesor de la universidad Ramón Lull de Barcelona, definen la claudicación familiar como “la incapacidad que experimenta la familia para seguir atendiendo a las necesidades y demandas del paciente”, y que suele tener como consecuencia una peor calidad de los cuidados, un enorme sufrimiento en la familia y un aumento en la demanda a los equipos asistenciales.

¿Cuándo es más probable que aparezca la claudicación familiar?

Entre los muchos factores que pueden influir en la aparición de la claudicación familiar, destacamos la estructura de las familias, ya que cuando un ser querido cae enfermo puede afectar a toda la dinámica familiar o a una parte de ella. Si existen conflictos internos o problemas de comunicación, estos también tienen un peso muy importante ya que añaden carga y estrés a todo el proceso de los cuidados. También son enormemente importante los recursos económicos y sociales de los que disponga la familia. Es más probable que aparezca la claudicación familiar si se dan alguna o varias de las siguientes circunstancias:

  • Mala relación previa entre los familiares
  • Dificultad para compatibilizar los cuidados del paciente con otras obligaciones como el trabajo, el cuidado de otros familiares como por ejemplo hijos o nietos, etc.
  • Negación de la enfermedad o su gravedad.
  • Desacuerdo entre los distintos miembros de una familia sobre cómo debe ser cuidado el paciente.
  • Escasos recursos sociales.
  • Aparición de síntomas nuevos o empeoramiento de otros ya existentes.

¿Qué podemos hacer desde los centros de día para prevenir la claudicación familiar?

En ocasiones este sentirse incapaz de continuar cuidando a nuestro ser querido desemboca en el ingreso del familiar enfermo en una residencia, con un consiguiente sentimiento de culpa por parte de las familias. Es necesario destacar, en primer lugar, que las residencias son un recurso excelente en el que la persona enferma estará bien atendida y que si se toma esta decisión no se debe nunca culpabilizar a los cuidadores por ello. Dicho esto, es cierto que muchas familias prefieren retrasar este ingreso en residencias durante el mayor tiempo posible.

Para evitar la claudicación familiar y sus consecuencias, desde los centros de día en general y desde nuestro centro en particular, los profesionales ofrecemos un cuidado integral, personalizado y multidisciplinar no sólo del usuario sino de todo el núcleo familiar, tratando de buscar un equilibrio entre los cuidados que necesita la persona que ingresa en nuestro centro y las necesidades que tiene la familia. Para ello, escuchamos a la familia y al paciente para conocer el contexto familiar, sus historias de vida y los vínculos que tienen, mostrándonos siempre abiertos a la comunicación y tratando de establecer una relación de confianza y una comunicación fluida. El ingreso en centros como el nuestro ofrece a la familia un tiempo de descanso y de respiro que es de gran importancia ya que, como hemos dicho en otras ocasiones, para poder cuidar de nuestro ser querido es fundamental que también cuidemos de nosotros mismos.

Lucía Jiménez Gonzalo – Psicóloga del Centro de Día para Mayores Idealia

 

Referencia del artículo:

Santos, E., Bermejo, J.C. (2015). Counselling y la familia del enfermo. En Counselling y cuidados paliativos, pp. 39-58. Bilbao: Desclée de Brouwer S.A.