Archivo de la etiqueta: prevenir caídas

Accidentes en el hogar

Hoy conoceremos las situaciones más frecuentes de riesgo de accidente en el hogar y fuera de él, y presentaremos una serie de recomendaciones para prevenirlos.

Además señalar la importancia de mantener una buena forma física con actividad y ejercicio físico para prevenir la lentitud de reflejos y la menor movilidad.

LESIONES PRODUCIDAS POR CAÍDAS, GOLPES Y CORTES

  • Son los más frecuentes.
  • En las escaleras debemos usar la barandilla siempre.
  • Encender siempre la luz.
  • Dejar los espacios libres de objetos con los que pueda tropezar.
  • Usar zapatos cómodos y ajustados, y con suela de goma. No caminar con calcetines o medias.
  • Instalar, si es posible, suelos antideslizantes.
  • Cuidado con las alfombras, deben estar fijadas al suelo o ser antideslizantes.
  • Cuidado con vertido de líquidos y suelos mojados, así como con suelos pulidos o encerados.
  • EN EL BAÑO:
  • Mejor tener plato de ducha, y agarraderas para entrar y salir de la ducha y ayudar a levantarse del inodoro, así como alfombrillas antideslizantes dentro de la ducha, y fuera de ella.
  • Evitar la formación excesiva de vapor y calor en el baño, para evitar mareos.
  • Ojo con los aparatos eléctricos dentro del baño, no usarlos en ambiente muy húmedo y siempre con calzado de goma. Apague la estufa mientras se ducha, caliente previamente la estancia.
  • EN EL DORMITORIO:
  • Al levantarnos, esperar unos momentos sentado en la cama antes de ponernos de pie.
  • Espacios amplios para entrar y salir de la cama.
  • Resulta útil una luz tenue durante la noche.
  • EN LA COCINA:
  • No usar cuchillos demasiado afilados, y cortar siempre encima de una tabla.
  • Abrir las latas en dirección contraria a las manos.

QUEMADURAS

  • En los fogones, coloque los mangos de ollas y sartenes de modo que no sobresalgan del borde de la cocina. Utilizar siempre los más alejados del borde.
  • Especial cuidado con aceite o agua hirviendo, y al trasvasar líquidos de un recipiente a otro.
  • No usar delantales o paños de cocina de material acrílico, ni cocinar con mangas anchas.
  • No use disolventes como alcohol para limpiar la cocina.
  • Dejar llaves de paso del gas cerradas cuando no las esté usando.
  • Mantener el extractor de humos siempre limpio.
  • En hornos de gas, siempre abrir primero la puerta y luego la llave del gas, y usar manoplas para abrir el horno cuando esté caliente.
  • Cuidado con los líquidos calentados en el microondas, ya que pueden estar más calientes que el recipiente que los contiene.
  • Los braseros de carbón son muy peligrosos, tanto por su alto riesgo de incendio como por el material tóxico que generan. No usarlos. Las estufas de llama viva también pueden generar incendios y materiales tóxicos.
  • En las bolsas de agua caliente hay que comprobar que no esté rota y que tienen una temperatura adecuada, así como cubrirlas con una toalla o tela para que no toque la piel directamente.
  • No es recomendable dormir con manta eléctrica, sobretodo en problemas de escapes de orina.
  • Regule y compruebe la temperatura del agua antes de ducharse.

APARATOS ELÉCTRICOS E INSTALACIONES ELÉCTRICAS

  • No sobrecargar la electricidad usando a la vez aparatos que consuma mucha energía.
  • No conectar varios aparatos en el mismo enchufe.
  • No desenchufar nunca tirando del cable.
  • No manipular aparatos ni enchufes con las manos mojadas.
  • Desconectar aparatos eléctricos tras haberlos usado.
  • No tapar la luz de lámparas con papeles u otro material.

PARA LOS FUMADORES

  • No fumar nunca en la cama, ni en el sofá si se encuentra somnoliento.
  • Usar ceniceros hondos y con agua, y no dejar olvidado un cigarro encendido.

INTOXICACIONES

  • En el hogar almacenamos productos que pueden causar intoxicaciones, como medicamentos o productos de limpieza.
  • Hay que conservar medicamentos en su caja o envase original y con su prospecto, y en un lugar adecuado (temperatura, humedad).
  • Mirar siempre fecha de caducidad.
  • Conservar la pauta de administración prescrita por su médico, y si es necesario anotar en el envase la dosis.
  • Recomendable uso de pastilleros si se toman varios medicamentos.
  • Nunca se automedique, y consulte con su médico las dudas que le surjan sobre su tratamiento.
  • En cuanto a los productos de limpieza, hay que almacenarlos en un lugar apropiado, separado siempre de los alimentos.
  • Hay que conservar la etiqueta del producto, y no cambiarlos a otros envases.
  • Respetar siempre sus normas de uso.
  • En cuanto a alimentos en mal estado que nos pueden ocasionar una intoxicación alimentaria, hay que revisar que la nevera funcione correctamente y retirar los alimentos caducados.
  • No dejar ningún alimento donde haga calor.
  • Si se produce un corte de luz durante algunas horas, hay que tirar productos descongelados que no se vayan a consumir inmediatamente.
  • No consuma un alimento si la lata que lo contiene presenta abolladuras y al abrirla sale gas o huele mal.

CONDICIONES DE LA VIVIENDA

  • Adapte su vivienda a sus necesidades.
  • Repare los suelos en mal estado.
  • Evite almacenar objetos, por higiene y seguridad.
  • Revise la instalación eléctrica.
  • No se suba a sillas o taburetes para acceder a lugares altos.
http://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/sanidad/prev/guia_accedentes_personas_mayores.pdf

Paula Piqueras García – Terapeuta Ocupacional Idealia Centro de Día para Mayores

La importancia de un buen equilibrio.

La importancia de un buen equilibrio en nuestra salud.
La importancia de un buen equilibrio en nuestra salud.

Indudablemente el desarrollo en el campo de la medicina que ha sido beneficioso para la humanidad; avances en los métodos diagnósticos, en técnicas quirúrgicas, en vacunas, en los tratamiento farmacológicos.

El desarrollo de los fármacos ha sido muy importante y rápido, llegando a hacer que enfermedades con alta mortalidad, por ejemplo el sida, se hayan convertido en enfermedades crónicas; el cáncer se cura con la quimioterapia y el tratamiento para el deterioro cognitivo hace que se ralentice la evolución de la enfermedad.

Pero al mismo tiempo, los fármacos traen consigo el desarrollo de una lista casi interminable de efectos secundarios: cambios en la visión, mareos, somnolencia, alteraciones en el grado de alerta y alteraciones temporales o permanentes en el equilibrio entre muchos otros.

Hablemos en esta ocasión del equilibrio. Tener un buen equilibrio mejora la confianza, potencia la independencia y previene caídas.

Los fármacos que con mayor frecuencia afectan al sentido del equilibrio son:

  • Ansiolíticos, usado para los estados de ansiedad.
  • Antihistamínicos (fármacos indicados para el tratamiento de las alergias).
  • Fármacos usados para patologías cardiacas.
  • Analgésicos.
  • Fármacos para el tratamiento del insomnio.

A veces, el problema no es solamente un fármaco sino la combinación de varios de ellos que potencia los efectos secundarios.

Los ancianos son especialmente vulnerables a los efectos secundarios ya que el sistema enzimático hepático encargado de su metabolismo se enlentece con el tiempo.

Es importante que, de forma periódica, se revisen los tratamientos crónicos, evaluando fármacos que han dejado de ser eficaces o que pueden administrarse en dosis menores.

Existen actividades que pueden ayudar a mejorar el equilibrio como son:

  • Caminar, montar en bicicleta, subir escaleras
  • Ejercicios de estiramiento de músculos encargados de mantener la postura
  • Yoga
  • Tai chi

Y ¿cómo podemos potenciar el equilibrio en personas con algún tipo de limitación en la movilidad?

En la próxima publicación de nuestro blog, el Fisioterapeuta de Idealia  explicará cómo mejorar el equilibrio en personas con movilidad reducida.

Fuente: HARVARD HEALTH PUBLICATIONS

How medications can affect your balance

Easy ways to improve your balance