Tabaco y tercera edad

El consumo de tabaco es más perjudicial en las personas mayores ya que no solo limita su esperanza de vida, sino que además aumenta el riesgo de demencia y Alzheimer.

El pasado día 31 de mayo se celebró el “Día mundial sin tabaco”, una fecha destacada para tomar conciencia del efecto perjudicial de fumar. Sobre todo, en las personas mayores con un estado de salud más delicado que les puede hacer especialmente vulnerables ante el tabaco.

Efectos del tabaco en la salud

El tabaquismo tiene un efecto devastador en el sistema respiratorio y es la principal causa de aparición de enfermedades como la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Pero no sólo eso, el tabaquismo es responsable de la gran mayoría de cánceres de pulmón. El aparato respiratorio no es el único afectado ya que el tabaquismo es uno de los causantes de arterioesclerosis, deterioro del sistema cardiovascular, e incluso, según la OMS podría incrementar el riesgo de demencia y Alzheimer.

El mejor remedio: dejar de fumar.

 

Ayuda para dejar de fumar

Muchas personas dicen que el primer paso para dejar de fumar con éxito es tomar una decisión firme y elegir una fecha definitiva para hacerlo. Haga un plan para lidiar con las situaciones que provocan su necesidad de fumar y para enfrentar los antojos. Quizás tenga que probar muchos métodos para encontrar lo que le funcione mejor. Por ejemplo, usted podría:

  • Hablar con su médico.
  • Leer información de autoayuda.
  • Ir a consejería individual o grupal.
  • Descargar las aplicaciones móviles o registrarse para el servicio de mensajes de texto en Smokefree Español.
  • Pedirle ayuda a un amigo.
  • Pensar en lo que puede hacer con el dinero que gasta en cigarrillos y establecer un sistema de recompensas.
  • Salir a caminar o ensayar una nueva actividad física que disfrute.
  • Tomar medicamentos para ayudar con los síntomas de abstinencia de la nicotina.

A algunas personas les preocupa aumentar de peso si deja de fumar. Si eso le preocupa, diseñe un plan para hacer ejercicio y mantenerse físicamente activo cuando deje de fumar; podría distraerlo de sus antojos y es importante para un envejecimiento saludable.

Cómo romper la adicción

Cuando deje de fumar, es posible que necesite ayuda para enfrentar al deseo de la nicotina de su organismo. Los productos de reemplazo de la nicotina ayudan a algunos fumadores a dejar de fumar. Puede comprar chicles, parches o pastillas sin receta médica.

También hay medicamentos recetados que pueden ayudarle a dejar de fumar. Un aerosol o un inhalador nasal de nicotina puede reducir los síntomas de abstinencia y hacerle más fácil dejar de fumar.

Hay otros medicamentos que también pueden ayudar con los síntomas de abstinencia. Consulte con el médico acerca de cuáles medicamentos podrían ser los mejores para usted.

Los cigarros, las pipas, las pipas de agua, el tabaco de mascar y el tabaco en polvo o rapé no son seguros.

Algunas personas piensan que el tabaco sin humo (tabaco de mascar y en polvo), las pipas y los cigarros son alternativas seguras a los cigarrillos. No lo son.

El tabaco sin humo causa cáncer de boca y de páncreas. También causa lesiones precancerosas (conocidas como leucoplasia oral ), problemas de las encías y adicción a la nicotina.

Los fumadores de pipa y cigarro pueden desarrollar cáncer de boca, labio, laringe, esófago y vejiga. Aquellos que inhalan al fumar también corren un mayor riesgo de contraer cáncer de pulmón, así como enfermedades cardíacas, bronquitis crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y enfisema.

Usar una pipa de agua para fumar tabaco presenta muchos de los mismos riesgos para la salud que el fumar cigarrillos.

Conozca los hechos sobre los cigarrillos electrónicos

Los cigarrillos electrónicos, o e-cigarettes, suministran nicotina, sabor y otros productos químicos que inhala el usuario. A veces se les conoce como e-cigarrillos, plumas de vapor, narguiles electrónicos, pipas electrónicas, tanques, moduladores o vaporizadores, y pueden parecerse a los cigarrillos, plumas o incluso dispositivos USB regulares. Estos pueden contener sustancias nocivas como plomo y sustancias químicas cancerosas, además de nicotina, que es adictiva. Algunos aromas en los cigarrillos electrónicos se han relacionado con la enfermedad pulmonar.

Los científicos siguen estudiando los efectos a largo plazo que los cigarrillos electrónicos pueden tener en la salud. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos no ha aprobado los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar. No hay suficientes pruebas de que ayudan a los fumadores a dejar de fumar.

Buenas noticias sobre dejar de fumar

La buena noticia es que después de dejar de fumar, incluso a los 60, 70 años o más:

  • Descenderán el ritmo cardíaco y la presión arterial a niveles más normales.
  • Comenzarán las terminaciones nerviosas a regenerarse mejorando así el sentido del olfato y del gusto.
  • Comenzarán los pulmones, el corazón y el sistema circulatorio a funcionar mejor.
  • Toserá menos y recuperará el aliento.
  • Disminuirá la probabilidad de sufrir un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular.
  • Mejorará la respiración.
  • Disminuirá la probabilidad de desarrollar cáncer.

Independientemente de la edad, todos estos beneficios de salud son razones importantes para diseñar un plan para dejar de fumar.

Bibliografía

  • es
  • nih.gov
  • insitum.net
  • com
  • blogs.com
  • com

Ana Sandoval Herrera – DUE Idealia