Consejos para evitar el estreñimiento en personas mayores

El estreñimiento se da con frecuencia en personas mayores. Una dieta adecuada ayudará a evitarlo lo máximo posible para mejorar la calidad de vida de los que lo sufren. Las causas son múltiples. Conforme envejecemos, el tránsito intestinal puede hacerse más lento y, además puede verse afectado por la medicación.

Asimismo la movilidad reducida, la demencia, la depresión o la diabetes también son causas frecuentes de estreñimiento en personas mayores.

Aunque no se trata de una enfermedad el estreñimiento conduce a muchas visitas médicas por sus complicaciones y el impacto que tiene en la calidad de vida de las personas que lo padecen.

Resultado de imagen de fotos relacionadas con estreñimiento en ancianos

A continuación  vemos una serie de consejos que pueden ayudar a mejorar el estreñimiento.

  • Aumentar el consumo de agua o líquidos hasta los 2 litros diarios.
  • Incrementar el consumo de fibra vegetal, tomando más frutas, verduras, legumbres y cereales a la dieta habitual. También cabe recurrir a alimentos integrales ricos en fibra. Es posible que al inicio de este aumento en la ingesta de fibra se produzcan algunas molestias originadas por una distensión abdominal debida a la acumulación de gases.
  • Reducir el consumo de carnes ricas en grasas y huevos ya que las proteínas animales permanecen mucho tiempo en el estómago alterando el estado de la mucosa intestinal. Conviene por ello, reducir su ingesta y aumentar el consumo de pescado azul.
  • Sal: Conviene reducir el consumo ya que puede causar un déficit de magnesio y potasio que favorece el estreñimiento crónico.
  • Reducir el consumo de alimentos sin fibra como el azúcar refinado, quesos curados, pan blanco y arroz.
  • Es recomendable aumentar el consumo de aceite de oliva crudo.
  • Comer despacio, masticando bien los alimentos antes de tragarlos.
  • Hacer ejercicio físico, aunque sólo sea un paseo diario de entre 30 minutos y una hora de duración. En las personas discapacitadas (en cama o inmovilizadas) pueden realizarse masajes abdominales para favorecer la movilidad del tracto intestinal.
  • Otro aspecto importante es tratar de establecer una rutina diaria para ir todos los días al baño a la misma hora. Es un proceso lento que requiere paciencia. Por ejemplo, aunque no tengan ganas de evacuar, se puede ir al baño después del desayuno, buscando la postura más adecuada para poder hacerlo con el mínimo esfuerzo.
  • Si se está tomando algún medicamento que ocasiones estreñimiento, deberá consultarse con el médico para ver si es posible sustituirlo por otro.
  • Suprimir el uso de laxantes, salvo en ocasiones excepcionales. Si se abusa de ellos acaban por no surtir efecto y pueden hacer necesaria la aplicación de un enema de limpieza para eliminar la acumulación de heces que está causando el estreñimiento.

Bibliografía

  • Sanitas.es
  • Mowoot.com

Ana Sandoval – DUE Idealia Centro de Día para Mayores

ACV. Accidentes Cerebrovasculares

Los accidentes cerebrovasculares son una de las más importantes patologías que debe tratar un Fisioterapeuta dentro del campo de la neurología y una de las más importantes causas de mortalidad dentro de las grandes patologías que puede padecer una persona a lo largo de su vida.

En el artículo de este mes del Departamento de Fisioterapia de Idealia, traemos un artículo que nos puede ayudar a actuar en función de la sintomatología o sintomatologías que predominen tras la aparición del mismo. Además, también se incluye un vídeo para ayudar a sospechar de un posible ACV.

Es muy importante que ante cualquier sospecha se actúe con celeridad, ya que una intervención rápida puede ayudar a hacer que las secuelas sean menores.

https://www.fisioterapia-online.com/articulos/consejos-practicos-para-auto-ejercitarse-despues-de-un-accidente-cerebro-vascular-o-acv

Fernando Molins Sánchez – Fisioterapeuta Idealia Centro de Día para Mayores

Lupus

¿Qué es?

El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad reumática sistémica y crónica, es decir, puede afectar a muchos órganos y/o sistemas: a las articulaciones, músculos, piel, riñón, pulmón, corazón…, aunque casi la mitad de los pacientes tienen afectación casi exclusiva de la piel y las articulaciones.

Una de las características de esta patología es que es una enfermedad muy heterogénea. Es difícil encontrar dos pacientes con los mismos síntomas y con los mismos patrones de la enfermedad. Eso complica muchas veces el diagnóstico.

La evolución de la enfermedad se desarrolla en fases de brote y otras en los que los efectos remiten. Asimismo, hay lupus muy graves y otros no tan graves, como los que se manifiestan y están limitados a afecciones en la piel.

En líneas generales, cuando una persona está diagnosticada con lupus, las células del sistema inmune agreden a las propias del organismo, provocando inflamación y daños en los tejidos. El lupus actúa produciendo anticuerpos que sobreestimulan los linfocitos B (las células que producen los anticuerpos).

Esta patología afecta principalmente a las mujeres en edad fértil (entre 20 y 40 años). Se han descrito además casos en niños y personas mayores.

El lupus eritematoso sistémico afecta aproximadamente a 75.000 personas en España, según los datos de la Sociedad Española de Reumatología (SER). En los últimos años se ha detectado un aumento de la frecuencia y los especialistas lo atribuyen a una mayor supervivencia de los pacientes, así como a un mejor conocimiento de la enfermedad y de las técnicas de laboratorio que permiten que se detecten los casos más leves y precoces.

Causas

La causa del lupus eritematoso sigue siendo desconocida. Sin embargo, al tratarse de una enfermedad autoinmune hay distintos factores que sí se conocen, que pueden influir y provocar la patología. Según la Sociedad Española de Reumatología, es probable que el agente que pone en marcha la enfermedad sea un virus, pero se requiere la conjunción de otros factores para que aparezca la patología.

Otras de las causas que se barajan tienen que ver con la genética. Se ha comprobado en gemelos que, si uno ellos tiene la enfermedad, el lupus tiende a aparecen con mayor frecuencia en el otro hermano. Sin embargo, aún se desconoce qué genes concretos son responsables de esta enfermedad.

Los factores ambientales también podrían incidir en esta patología. Se considera que, por ejemplo, la exposición a la luz solar podría ser un factor potenciador de la patología. Muchos individuos con lupus tienen fotosensibilidad a los rayos ultravioleta. Algunos medicamentos también pueden desencadenar un brote de esta patología.

Asimismo, las hormonas, en concreto los estrógenos femeninos, pueden estar implicadas en la enfermedad. De hecho, el lupus es una enfermedad mucho más frecuente en la mujer  que en el hombre: un caso en varones por cada 9 mujeres.

Síntomas

Al tratarse de una enfermedad multisistémica afecta a varios órganos. Por un lado, presenta síntomas generales: cansancio, pérdida de peso inexplicable, fiebre prolongada que no se debe a ningún proceso infeccioso y alteraciones de la temperatura.

La fiebre es un síntoma muy importante porque puede deberse a la propia enfermedad o a una infección que coexiste con el lupus. Es fundamental determinar la fuente para tratarlo de forma adecuada.

Síntomas articulares y musculares

Se encuentran dentro de las manifestaciones clínicas más frecuentes. El 90% de los pacientes con lupus padecen dolor e inflamación en las articulaciones (artritis) en manos, muñecas, codos, rodillas y pies con más frecuencia. También es posible que aparezca rigidez articular por las mañanas. La artritis puede ser migratoria o episódica.

Estos síntomas suelen producirse al principio de la enfermedad y durante su evolución.

Síntomas dermatológicos

La lesión más conocida, aunque no la más frecuente, es la denominada “eritema en alas de mariposa”, que consiste en un enrojecimiento y erupción de la piel de la cara, en las mejillas y la nariz. Estos síntomas aparecen en el 80 por ciento de los pacientes y muchos de ellos empeoran con la exposición al sol.

También es frecuente la caída del cabello cuando la enfermedad está activa. Por otro lado, los enfermos de lupus presentan hipersensibilidad a los rayos ultravioletas. Si se exponen sin protección la enfermedad puede reactivarse.

Resultado de imagen de imagenes lupus

Síntomas cardiacos y pulmonares

Aproximadamente un 25 por ciento de los pacientes pueden padecer afecciones relacionadas con el corazón. Esto se debe a que la capa de revestimiento del corazón (pericardio) se inflaman por la enfermedad. Esta inflamación también se produce en las membranas de revestimiento de los pulmones (pleura), aunque aquí la incidencia sube al 50 por ciento de los casos. 

Como consecuencia se origina pericarditis y pleuritis. Ambas tienen síntomas parecidos: dolor torácico y fiebre. En otras ocasiones, el lupus afecta a los pulmones o a las válvulas del corazón ocasionando insuficiencia cardiorrespiratoria.

Síntomas en el riñón

El lupus afecta a los dos riñones a la vez. La lesión más frecuente es la inflamación (nefritis), que a veces impide que el riñón elimine adecuadamente los residuos del organismo y estos se acumulan en la sangre. Debido a esta inflamación, muchas veces el riñón se ve incapaz de asimilar y retener proteínas. Con lo que se eliminan por la orina y se produce una hinchazón de cara y piernas. Estas afecciones pueden producirse hasta en el 45 por ciento de los pacientes.

Síntomas neurológicos

Estos son los más variados y graves. Los pacientes con lupus pueden tener trastornos psiquiátricos, cefaleas, estados confusionales, afectación en los nervios periféricos y convulsiones, entre otros.

Se manifiesta con dolores de cabeza, depresiones o situaciones de hiperactividad. Son manifestaciones muy frecuentes en la población general y puede deberse a una inflamación cerebral por lupus o por otras muchas circunstancias. Asimismo, es posible que la depresión no se desencadene por la enfermedad, sino porque el paciente se deprime al saber que se enfrenta con esta patología, de origen desconocido y que puede afectar a tantos órganos del cuerpo.

Síntomas del aparato digestivo

Son los menos frecuentes pero pueden producirse vómitos, diarrea, pancreatitis, alteraciones hepáticas, peritonitis, etc.

Síntomas hematológicos

En el lupus se puede producir una disminución del número de todos los tipos de células sanguíneas. Así, la leucopenia, descenso de glóbulos blancos, puede ser muy frecuente.

La anemia también aparece con asiduidad en el desarrollo de la enfermedad.

Prevención

El desconocimiento de las causas exactas del lupus impide la adopción de medidas para prevenir la aparición de la enfermedad, pero quienes ya la padecen pueden evitar o, al menos, reducir el desarrollo de brotes con un estilo de vida saludable, que incluya una alimentación equilibrada, una protección alta frente a la radiación solar y no fumar.

Tipos

Existen diversos tipos de lupus: 

  • Lupus eritematoso sistémico: afecta a distintas partes del cuerpo en forma de brotes. 
  • Lupus discoide o cutáneo: causa erupciones o lesiones en la piel, por lo general tras la exposición a la radiación solar. 
  • Lupus inducido por medicamentos: es similar al lupus eritematoso sistémico, pero se desencadena por una reacción a determinados fármacos. 
  • Lupus neonatal: es una enfermedad rara del recién nacido que se produce cuando el lactante adquiere anticuerpos de su madre con lupus eritematoso sistémico. Los síntomas tienden a desaparecer en torno a los seis meses, excepto los cardiacos.

Diagnóstico

Al igual que otras enfermedades reumatológicas, el lupus no tiene ninguna prueba diagnóstica complementaria que sea definitiva y pueda determinar la enfermedad. El diagnóstico, por tanto, se basa principalmente en los síntomas, hallazgos clínicos y pruebas analíticas.

Con el fin de homogeneizar los criterios se estableció por consenso internacional hace años un listado de once manifestaciones clínicas y hallazgos analíticos, denominados criterios diagnósticos. Los pacientes que presentasen al menos cuatro de estos criterios sin ser debidos a otras causas justificadas, podrían diagnosticarse con lupus con seguridad.

Probeta con sangre con la prueba del lupus

Tratamientos

El tratamiento de la enfermedad no está supeditado a una sola terapia. Es muy distinto según el órgano al que afecte. Los corticoides se consideran el tratamiento básico, puesto que todos los afectados en un momento u otro los precisan.

En manifestaciones menores como la artritis, la pleuropericarditis o las manifestaciones cutáneas se suelen utilizar antiinflamatorios no esteroideos (AINE) junto con corticoides.

Si los órganos dañados son el pulmón, el corazón, el sistema nervioso central o el riñón el tratamiento debe de ser mucho más agresivo y se basa en corticoides en dosis muy altas y complementos con tratamientos inmunosupresores.

Si la enfermedad presenta síntomas como fiebre, cansancio o afecciones cutáneas, el tratamiento será menos agresivo y con corticoides tópicos y/o antipalúdicos. Además de para la malaria, los antipalúdicos se emplean en el lupus para el tratamiento de la artritis, de algunas lesiones de la piel y para cuando existen síntomas pleurales y pericárdicos.

En los últimos años se ha incorporado un nuevo fármaco biológico, el belimumab, para controlar algunas de las manifestaciones de esta enfermedad.

La alimentación debe de ser completa, sana y equilibrada. No hay ningún alimento perjudicial para el paciente.

Por otro lado, cuando la enfermedad afecta al riñón y sobre todo, cuando hay hipertensión arterial los pacientes tienen que saber que no es recomendable que consuman alimentos salados o condimentados.

Dependiendo de las características individuales, a los pacientes lúpicos se les suelen recomendar extremar la protección frente a la exposición solar, especialmente en aquellos que tienen problemas cutáneos, tomar precauciones frente a infecciones, estar al día de vacunaciones específicas, así como unos cuidados especiales durante el embarazo.

Otros datos

  • Lupus y embarazo

Hace unos años se contraindicaba el embarazo en las mujeres que padecían la enfermedad. Sin embargo, en los últimos años el tratamiento ha mejorado y los riesgos son menores. Las únicas contraindicaciones formales de embarazo son cuando el lupus está activo, si existen complicaciones de la enfermedad (nefritis) o si están tomando medicamentos potencialmente dañinos para el feto.

Asimismo, la mujer embarazada con lupus tiene un riesgo mayor de sufrir un aborto o parto prematuro. Los hijos suelen nacer sanos. Sin embargo, en los primeros meses de vida pueden padecer lesiones en la piel, pero estas remiten con el tiempo.

  • Pronóstico

El lupus tiene una variabilidad clínica muy importante y el pronóstico variará según la gravedad de la misma.

De forma genérica, en las últimas décadas el pronóstico ha mejorado mucho ya que hace 40 o 50 años la supervivencia se estimaba en torno al 50 por ciento y hoy se puede equiparar a la de la población general.

Sin embargo, los estudios demuestran que la calidad de vida de estos pacientes es mucho peor por la cronicidad de la patología, la persistencia de las manifestaciones o la necesidad de tener un tratamiento de forma mantenida en el tiempo.

  • Calidad de vida del paciente

Al tratarse de una enfermedad crónica, los pacientes tendrán que mantener una disciplina respecto a los controles médicos, las visitas al reumatólogo y las recomendaciones que éstos les hagan.

Además, los tratamientos serán de larga duración por lo que también afectará a sus vidas y deberán ser constantes. Esto es muy importante, sobre todo porque la enfermedad afecta principalmente a mujeres jóvenes.

Por otro lado, los tratamientos pueden afectar a la imagen corporal y esto puede causar un gran impacto en ellos y aumentar el de la enfermedad.

A pesar de todo lo anterior, en la actualidad, la mayoría de los enfermos son capaces de llevar una vida normal.

Bibliografía

  • Cuidateplusmarca.com
  • elsevier.es
  • amsis.mx
  • infobae.com

Ana Sandoval Herrera

DUE Idealia

La Musicoterapia en Enfermos de Alzheimer

En los últimos años, se está apostando cada vez más por las terapias no farmacológicas en el tratamiento de la sintomatología propia de la Enfermedad de Alzheimer. Durante todo el desarrollo de la enfermedad, además de una pérdida en las capacidades cognitivas, pueden aparecer lo que se conoce como síntomas neuropsiquiátricos, tales como depresión, ansiedad, apatía, agitación, delirios y alucinaciones. La forma clásica de tratarlos ha sido a través de medicamentos, pero cada vez más se están sustituyendo o complementando estos tratamientos con terapias que no implican la administración de sustancias farmacológicas.

En un esfuerzo por buscar tratamientos no farmacológicos que ayuden al bienestar de las personas afectadas por demencias, surge la musicoterapia, que es definida por la Federación Mundial de Musicoterapia como “el uso de la música y/o sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) con un paciente o grupo, en un proceso diseñado para facilitar y promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, la movilización, expresión y organización”. Puede considerarse un tipo de terapia emocional, ya que su uso favorece la expresión y estimulación de las emociones y la interacción con el medio físico y social.

¿Qué beneficios ha mostrado la musicoterapia?

  • A nivel cognitivo: estimula capacidades tales como la atención, orientación, lenguaje o memoria.
  • A nivel social: promueve la socialización, integración en un grupo, comunicación, etc.
  • A nivel conductual: reduce los síntomas psicológicos y conductuales en personas con demencia como puede ser la agitación, depresión, ansiedad, etc.
  • A nivel físico y motriz: estimula la coordinación, el tono, el equilibrio y la integración del esquema corporal.

Como podemos comprobar, los beneficios son múltiples, pero para realizar una sesión de musicoterapia en cualquier centro, o incluso en nuestro domicilio, es necesario tener en cuenta ciertos factores:

  • Los gustos e intereses de nuestros participantes: No a todas las personas nos gustan las mismas cosas, y esto es igualmente aplicable a los usuarios de un centro asistencial, sufran o no de demencia. No es válido considerar que “cualquier tipo de música vale”. ¿Cómo podemos solucionar esta dificultad? Simplemente preguntando, o bien a la propia persona o, si ella ya no es capaz de contárnoslo, preguntando a sus familiares.
  • El estado físico y de salud: en ocasiones, si la persona con la que estamos trabajando sufre de algún dolor o malestar, o simplemente está enferma, puede no beneficiarse de la misma forma de la sesión. Cuando la persona ya no es capaz de comunicárnoslo debemos estar atentos a posibles muestras de malestar o incomodidad con el fin de que no se nos pasen por alto.
  • Acompañamiento visual: la musicoterapia puede acompañarse de imágenes, vídeos o escenas con el fin de estimular tanto a través de la audición como de la vista.
  • El ambiente que nos rodea: llevar a cabo una sesión de musicoterapia en un ambiente en el que hace demasiado frío, demasiado calor, o con demasiado ruido de fondo, puede ser extremadamente difícil. Es importante cuidar el ambiente con el fin de maximizar el efecto terapéutico de nuestras sesiones.

¿Cómo aplicamos la musicoterapia en nuestro centro?

En Idealia aplicamos la musicoterapia de diferentes maneras. En primer lugar, realizamos de forma semanal una serie de sesiones en las que nuestros mayores escogenel repertorio musical o el artista sobre el que quieren trabajar y, a través de diferentes dinámicas y siempre acompañados por la música escogida, se trabaja la memoria remota, el lenguaje y, especialmente, la comunicación y expresión de emociones y sentimientos.

En otro tipo de sesiones, trabajamos la expresión corporal y la coordinación muscular y motriz, bien mediante el baile, bien mediante el manejo de instrumentos para realizar percusión y realizar ritmos diferentes.

Por último, en los últimos meses se ha comenzado a realizar, de forma semanal, un taller de canto dirigido por un profesional y que ha tenido una gran acogida por parte de nuestros usuarios.

Con la música trabajamos el aspecto afectivo y emocional, que es la capacidad que primero se desarrolla con el nacimiento, y la última que se pierde.

<<La música expresa lo que no puede ser dicho y aquello sobre lo que es imposible permanecer en silencio>> (Víctor Hugo)

Lucía Jiménez Gonzalo – Psicóloga de Idealia Centro de Día para Mayores

Referencias:

Día Mundial de la Fisioterapia. Dolor Crónico.

Este año, como cada 8 de septiembre, se ha celebrado el Día Mundial de la Fisioterapia, centrado en esta ocasión en el dolor crónico. Para entender mejor lo que es y por qué se produce, desde el Departamento de Fisioterapia de Idealia traemos un artículo que lo explica.

https://www.efisioterapia.net/articulos/que-dolor-cronico-y-cual-es-importancia-fisioterapeuta

Fernando Molins Sánchez – Fisioterapeuta Idealia Centro de Día para Mayores

Accidentes en el hogar

Hoy conoceremos las situaciones más frecuentes de riesgo de accidente en el hogar y fuera de él, y presentaremos una serie de recomendaciones para prevenirlos.

Además señalar la importancia de mantener una buena forma física con actividad y ejercicio físico para prevenir la lentitud de reflejos y la menor movilidad.

LESIONES PRODUCIDAS POR CAÍDAS, GOLPES Y CORTES

  • Son los más frecuentes.
  • En las escaleras debemos usar la barandilla siempre.
  • Encender siempre la luz.
  • Dejar los espacios libres de objetos con los que pueda tropezar.
  • Usar zapatos cómodos y ajustados, y con suela de goma. No caminar con calcetines o medias.
  • Instalar, si es posible, suelos antideslizantes.
  • Cuidado con las alfombras, deben estar fijadas al suelo o ser antideslizantes.
  • Cuidado con vertido de líquidos y suelos mojados, así como con suelos pulidos o encerados.
  • EN EL BAÑO:
  • Mejor tener plato de ducha, y agarraderas para entrar y salir de la ducha y ayudar a levantarse del inodoro, así como alfombrillas antideslizantes dentro de la ducha, y fuera de ella.
  • Evitar la formación excesiva de vapor y calor en el baño, para evitar mareos.
  • Ojo con los aparatos eléctricos dentro del baño, no usarlos en ambiente muy húmedo y siempre con calzado de goma. Apague la estufa mientras se ducha, caliente previamente la estancia.
  • EN EL DORMITORIO:
  • Al levantarnos, esperar unos momentos sentado en la cama antes de ponernos de pie.
  • Espacios amplios para entrar y salir de la cama.
  • Resulta útil una luz tenue durante la noche.
  • EN LA COCINA:
  • No usar cuchillos demasiado afilados, y cortar siempre encima de una tabla.
  • Abrir las latas en dirección contraria a las manos.

QUEMADURAS

  • En los fogones, coloque los mangos de ollas y sartenes de modo que no sobresalgan del borde de la cocina. Utilizar siempre los más alejados del borde.
  • Especial cuidado con aceite o agua hirviendo, y al trasvasar líquidos de un recipiente a otro.
  • No usar delantales o paños de cocina de material acrílico, ni cocinar con mangas anchas.
  • No use disolventes como alcohol para limpiar la cocina.
  • Dejar llaves de paso del gas cerradas cuando no las esté usando.
  • Mantener el extractor de humos siempre limpio.
  • En hornos de gas, siempre abrir primero la puerta y luego la llave del gas, y usar manoplas para abrir el horno cuando esté caliente.
  • Cuidado con los líquidos calentados en el microondas, ya que pueden estar más calientes que el recipiente que los contiene.
  • Los braseros de carbón son muy peligrosos, tanto por su alto riesgo de incendio como por el material tóxico que generan. No usarlos. Las estufas de llama viva también pueden generar incendios y materiales tóxicos.
  • En las bolsas de agua caliente hay que comprobar que no esté rota y que tienen una temperatura adecuada, así como cubrirlas con una toalla o tela para que no toque la piel directamente.
  • No es recomendable dormir con manta eléctrica, sobretodo en problemas de escapes de orina.
  • Regule y compruebe la temperatura del agua antes de ducharse.

APARATOS ELÉCTRICOS E INSTALACIONES ELÉCTRICAS

  • No sobrecargar la electricidad usando a la vez aparatos que consuma mucha energía.
  • No conectar varios aparatos en el mismo enchufe.
  • No desenchufar nunca tirando del cable.
  • No manipular aparatos ni enchufes con las manos mojadas.
  • Desconectar aparatos eléctricos tras haberlos usado.
  • No tapar la luz de lámparas con papeles u otro material.

PARA LOS FUMADORES

  • No fumar nunca en la cama, ni en el sofá si se encuentra somnoliento.
  • Usar ceniceros hondos y con agua, y no dejar olvidado un cigarro encendido.

INTOXICACIONES

  • En el hogar almacenamos productos que pueden causar intoxicaciones, como medicamentos o productos de limpieza.
  • Hay que conservar medicamentos en su caja o envase original y con su prospecto, y en un lugar adecuado (temperatura, humedad).
  • Mirar siempre fecha de caducidad.
  • Conservar la pauta de administración prescrita por su médico, y si es necesario anotar en el envase la dosis.
  • Recomendable uso de pastilleros si se toman varios medicamentos.
  • Nunca se automedique, y consulte con su médico las dudas que le surjan sobre su tratamiento.
  • En cuanto a los productos de limpieza, hay que almacenarlos en un lugar apropiado, separado siempre de los alimentos.
  • Hay que conservar la etiqueta del producto, y no cambiarlos a otros envases.
  • Respetar siempre sus normas de uso.
  • En cuanto a alimentos en mal estado que nos pueden ocasionar una intoxicación alimentaria, hay que revisar que la nevera funcione correctamente y retirar los alimentos caducados.
  • No dejar ningún alimento donde haga calor.
  • Si se produce un corte de luz durante algunas horas, hay que tirar productos descongelados que no se vayan a consumir inmediatamente.
  • No consuma un alimento si la lata que lo contiene presenta abolladuras y al abrirla sale gas o huele mal.

CONDICIONES DE LA VIVIENDA

  • Adapte su vivienda a sus necesidades.
  • Repare los suelos en mal estado.
  • Evite almacenar objetos, por higiene y seguridad.
  • Revise la instalación eléctrica.
  • No se suba a sillas o taburetes para acceder a lugares altos.
http://www.comunidad.madrid/sites/default/files/doc/sanidad/prev/guia_accedentes_personas_mayores.pdf

Paula Piqueras García – Terapeuta Ocupacional Idealia Centro de Día para Mayores

Prevención de las úlceras por presión en las personas mayores

¿Qué son las úlceras por presión?

Las úlceras por presión (UPP) son lesiones que aparecen en la piel por la presión o el roce continuado del cuerpo contra materiales diversos. Es posible que aparezcan úlceras por presión en personas que pasan mucho tiempo encamadas o sentadas en la misma postura, pero también a causa del roce de elementos de diagnóstico o tratamiento, como sondas, mascarillas, férulas, yesos…

La presión continuada sobre una zona concreta de la piel provoca el aplastamiento de los tejidos y dificulta la circulación de la sangre por ellos (isquemia), provocando la muerte de las células de esos tejidos (necrosis).

Si no se toman las medidas adecuadas, las lesiones pueden llegar a afectar no sólo a la piel, sino también a los tejidos situados bajo ésta o incluso al músculo o a algunos órganos.

Las úlceras por presión pueden aparecer en personas cualquier grupo de edad, pero en las personas mayores hay más probabilidades de sufrirlas debido a que en este grupo se dan con mayor frecuencia problemas añadidos que colaboran en su aparición:

  • Estancia prolongada en cama o en sillones.
  • Falta de movilidad.
  • Exceso de humedad a causa de incontinencia urinaria o fecal.
  • Bajo nivel de percepción de las lesiones por demencias o problemas cognitivos.
  • Alteraciones de la circulación.
  • Piel en mal estado.
  • Mala higiene.
  • Desnutrición, deshidratación, delgadez, obesidad.

¿Dónde suelen aparecer las úlceras por presión en las personas mayores?

Las úlceras aparecen en puntos del cuerpo en los que la piel queda comprimida entre un hueso y un elemento exterior por un periodo largo de tiempo.

Posición tumbada boca arriba (decúbito dorsal):

  • Cabeza
  • Omóplatos
  • Codos
  • Sacro (parte inferior de la columna vertebral)
  • Talones

Posición tumbada boca abajo (decúbito prono):

  • Frente
  • Pechos (en mujeres)
  • Genitales (en hombres)
  • Rodillas
  • Dedos de los pies

Posición tumbado lateral (decúbito lateral):

  • Orejas
  • Hombros
  • Costillas
  • Caderas
  • Rodillas
  • Tobillos

Posición sentado:

  • Nuca
  • Omóplatos
  • Codos
  • Sacro
  • Nalgas
  • Gemelos
  • Talones

¿Cuáles son los riesgos de padecer úlceras por presión?

  • Dolor producido por la lesión, que puede ser superficial o convertirse en una llaga.
  • Infecciones.
  • Anemia.

Fases de desarrollo de úlceras por presión

Primera fase. Aparece un enrojecimiento en la zona que sufre presión continuada.

Segunda fase. Aparecen ampollas cerradas o abiertas, o úlceras abiertas poco profundas (“en carne viva”).

Tercera fase. Ha desaparecido la piel. El tejido graso aparece visible, aunque no el tejido muscular, huesos o tendones.

Cuarta fase. La ulceración llega hasta el músculo, hueso, articulaciones e, incluso algunas cavidades orgánicas, que aparecen visibles.

¿Cómo prevenir las úlceras por presión?

Cuidando la piel de la persona mayor:

  • Inspeccionar toda la piel del cuerpo al menos una vez al día.
  • Limpiar la piel con agua tibia y jabón neutro.
  • Paliar factores ambientales que secan la piel, evitando el frío y garantizando una humedad del ambiente superior al 40%.
  • Hidratar la piel.
  • Evitar la desnutrición y mantener a la persona bien hidratada,
  • Si hay incontinencia, usar pan?ales desechables y cambiarlos con frecuencia.
  • Fomentar la circulación de la sangre en la piel masajeándola suavemente tras el lavado.
  • Evitar los masajes sobre las prominencias óseas.
  • Evitar las arrugas en la ropa de cama.
  • Utilizar técnicas adecuadas de posición y transferencia, evitando fricciones y rozamientos sobre la piel.

Favoreciendo la movilidad de la persona mayor y una posición correcta:

  • Fomentar que se mueva ella misma si puede hacerlo.
  • Cambiarle de postura cada 2 horas si está en la cama y no puede hacerlo por ella misma.
  • Cambiarle de postura cada hora si está sentada, levantándola un poco e inclinándola hacia los lados.
  • Utilizar una butaca con respaldo alto, que dé apoyo a la cabeza y a toda la espalda.
  • Continuar haciendo los cambios posturales aunque la persona mayor utilice colchones o cojines antiescaras.

Utilizando dispositivos de apoyo que disminuyan la presión sobre la piel:

  • Colchones y cojines antiescaras (de espuma, de aire, de agua, de gel, de silicona).
  • Protectores específicos: mantas, taloneras, rodilleras, coderas antiescaras.

¿Cómo tratar las úlceras por presión?

Ante la aparición de enrojecimientos en la piel en las zonas de presión o lesiones:

  • Valoración de las lesiones por personal médico o de Enfermería y seguimiento del tratamiento que se establezca.
  • Mantenimiento de las medidas de prevención.
  • Mantenimiento de un buen estado nutricional.

Bibliografía

  • García-Fernández, FP; Soldevilla-Ágreda, JJ; Pancorbo-Hidalgo, PL; Verdú Soriano, J; López-Casanova, P; Rodríguez-Palma, M. Prevención de las úlceras por presión. Serie Documentos Técnicos GNEAUPP nº I. Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas. Logroño. 2014.
  • Arango, C.; Fernández, O.; Torres, B. (2017). Úlceras por presión. En: Tratado de Geriatría para Residentes. Madrid: Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.
  • Manual de habilidades para cuidadores familiares de personas mayores dependientes.Madrid: Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. 2013.
  • Rodríguez Torres, M.C.; Díaz Martínez, J.M. Herramientas para cuidadores de pacientes con heridas crónicas. Serie Documentos de Posicionamiento GNEAUPP nº 13. Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas. Logroño. 2016.
  • Rodríguez-Palma M.; López-Casanova P.; García-Molina P.; Ibars-Moncasi P. Superficies especiales para el manejo de la presión en prevención y tratamiento de las úlceras por presión. Serie Documentos Técnicos GNEAUPP nº XIII. Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas. Logroño. 2011.

Ana Sandoval Herrera – DUE Idealia Centro de Día para Mayores

Descuidos, olvidos y despistes

Cuando las personas nos hacemos mayores y comenzamos a presentar descuidos, olvidos, despistes… Es importante acudir al neurólogo para que valore nuestro estado cognitivo y así poder poner nombre a lo que nos está ocurriendo. Pero muchas veces, se asignan diagnósticos equivocados debido a lo desconocido e incluso a síntomas asociados o característicos a este tipo de enfermedad. Hablamos del Alzheimer. Y decimos diagnósticos equivocados porque no todas las demencias son Alzheimer, ya que esta enfermedad sigue unas pautas, unos síntomas característicos y no todos los enfermos con este diagnóstico se ajustan realmente a dicha enfermedad.

Por ello, y gracias al avance de la ciencia, se van conociendo y descubriendo nuevas enfermedades que confundimos con el Alzheimer, y vamos poniéndoles nombre y apellidos para poder diagnosticar a los pacientes y así poder trabajar con ellos, hacer el seguimiento y tratamiento adecuado a su enfermedad. Ya que, todas las enfermedades cognitivas no son iguales, manifestando cada una de ellas un cuadro sintomático diferente. Lo cual, nos ayuda a los diferentes profesionales y familiares a saber como tratar dependiendo de su déficit.

Aquí os dejamos el siguiente enlace en el que podemos leer un nuevo tipo de demencia confundido hasta ahora con el Alzheimer.

https://elpais.com/elpais/2019/04/29/ciencia/1556556220_386317.html?fbclid=IwAR0Oa1xVfaA4KnMmfpqF2bhD-54C0uwr1NGkoDNb7cgGCx6gDS7yNReaLO4

Paula Piqueras García – Terapeuta Ocupacional Idealia Centro de Día para Mayores

 

Tabaco y tercera edad

El consumo de tabaco es más perjudicial en las personas mayores ya que no solo limita su esperanza de vida, sino que además aumenta el riesgo de demencia y Alzheimer.

El pasado día 31 de mayo se celebró el “Día mundial sin tabaco”, una fecha destacada para tomar conciencia del efecto perjudicial de fumar. Sobre todo, en las personas mayores con un estado de salud más delicado que les puede hacer especialmente vulnerables ante el tabaco.

Efectos del tabaco en la salud

El tabaquismo tiene un efecto devastador en el sistema respiratorio y es la principal causa de aparición de enfermedades como la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Pero no sólo eso, el tabaquismo es responsable de la gran mayoría de cánceres de pulmón. El aparato respiratorio no es el único afectado ya que el tabaquismo es uno de los causantes de arterioesclerosis, deterioro del sistema cardiovascular, e incluso, según la OMS podría incrementar el riesgo de demencia y Alzheimer.

El mejor remedio: dejar de fumar.

 

Ayuda para dejar de fumar

Muchas personas dicen que el primer paso para dejar de fumar con éxito es tomar una decisión firme y elegir una fecha definitiva para hacerlo. Haga un plan para lidiar con las situaciones que provocan su necesidad de fumar y para enfrentar los antojos. Quizás tenga que probar muchos métodos para encontrar lo que le funcione mejor. Por ejemplo, usted podría:

  • Hablar con su médico.
  • Leer información de autoayuda.
  • Ir a consejería individual o grupal.
  • Descargar las aplicaciones móviles o registrarse para el servicio de mensajes de texto en Smokefree Español.
  • Pedirle ayuda a un amigo.
  • Pensar en lo que puede hacer con el dinero que gasta en cigarrillos y establecer un sistema de recompensas.
  • Salir a caminar o ensayar una nueva actividad física que disfrute.
  • Tomar medicamentos para ayudar con los síntomas de abstinencia de la nicotina.

A algunas personas les preocupa aumentar de peso si deja de fumar. Si eso le preocupa, diseñe un plan para hacer ejercicio y mantenerse físicamente activo cuando deje de fumar; podría distraerlo de sus antojos y es importante para un envejecimiento saludable.

Cómo romper la adicción

Cuando deje de fumar, es posible que necesite ayuda para enfrentar al deseo de la nicotina de su organismo. Los productos de reemplazo de la nicotina ayudan a algunos fumadores a dejar de fumar. Puede comprar chicles, parches o pastillas sin receta médica.

También hay medicamentos recetados que pueden ayudarle a dejar de fumar. Un aerosol o un inhalador nasal de nicotina puede reducir los síntomas de abstinencia y hacerle más fácil dejar de fumar.

Hay otros medicamentos que también pueden ayudar con los síntomas de abstinencia. Consulte con el médico acerca de cuáles medicamentos podrían ser los mejores para usted.

Los cigarros, las pipas, las pipas de agua, el tabaco de mascar y el tabaco en polvo o rapé no son seguros.

Algunas personas piensan que el tabaco sin humo (tabaco de mascar y en polvo), las pipas y los cigarros son alternativas seguras a los cigarrillos. No lo son.

El tabaco sin humo causa cáncer de boca y de páncreas. También causa lesiones precancerosas (conocidas como leucoplasia oral ), problemas de las encías y adicción a la nicotina.

Los fumadores de pipa y cigarro pueden desarrollar cáncer de boca, labio, laringe, esófago y vejiga. Aquellos que inhalan al fumar también corren un mayor riesgo de contraer cáncer de pulmón, así como enfermedades cardíacas, bronquitis crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y enfisema.

Usar una pipa de agua para fumar tabaco presenta muchos de los mismos riesgos para la salud que el fumar cigarrillos.

Conozca los hechos sobre los cigarrillos electrónicos

Los cigarrillos electrónicos, o e-cigarettes, suministran nicotina, sabor y otros productos químicos que inhala el usuario. A veces se les conoce como e-cigarrillos, plumas de vapor, narguiles electrónicos, pipas electrónicas, tanques, moduladores o vaporizadores, y pueden parecerse a los cigarrillos, plumas o incluso dispositivos USB regulares. Estos pueden contener sustancias nocivas como plomo y sustancias químicas cancerosas, además de nicotina, que es adictiva. Algunos aromas en los cigarrillos electrónicos se han relacionado con la enfermedad pulmonar.

Los científicos siguen estudiando los efectos a largo plazo que los cigarrillos electrónicos pueden tener en la salud. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos no ha aprobado los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar. No hay suficientes pruebas de que ayudan a los fumadores a dejar de fumar.

Buenas noticias sobre dejar de fumar

La buena noticia es que después de dejar de fumar, incluso a los 60, 70 años o más:

  • Descenderán el ritmo cardíaco y la presión arterial a niveles más normales.
  • Comenzarán las terminaciones nerviosas a regenerarse mejorando así el sentido del olfato y del gusto.
  • Comenzarán los pulmones, el corazón y el sistema circulatorio a funcionar mejor.
  • Toserá menos y recuperará el aliento.
  • Disminuirá la probabilidad de sufrir un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular.
  • Mejorará la respiración.
  • Disminuirá la probabilidad de desarrollar cáncer.

Independientemente de la edad, todos estos beneficios de salud son razones importantes para diseñar un plan para dejar de fumar.

Bibliografía

  • es
  • nih.gov
  • insitum.net
  • com
  • blogs.com
  • com

Ana Sandoval Herrera – DUE Idealia

 

La epicondilitis

También conocida como codo de tenista, se trata de una tendinitis de la musculatura epicondílea. Este dolor se refleja en movimientos que impliquen la extensión de la muñeca.

El dolor se puede percibir fundamentalmente en la cara externa del codo (que es el lugar donde se inserta la musculatura epicondílea). Las causas que pueden provocar una lesión de este tipo son desde movimientos repetidos que impliquen la contracción de dicha musculatura, una contracción brusca puntual de la misma o un golpe o fuerza externa brusca sobre la zona donde se encuentra esta musculatura. Pese a ser un tipo de patología que se puede dar en cualquier edad, por su frecuencia dentro de las lesiones de tipo tendinitis, este mes, desde el Departamento de Fisioterapia de Idealia traemos un artículo que habla del abordaje de este tipo de lesión dentro de la Fisioterapia.

Ver artículo completo: https://www.efisioterapia.net/articulos/fisioterapia-epicondilitis

Fernando Molins Sánchez – Fisioterapeuta Idealia Centro de Día para Mayores