Día Mundial del Lupus

LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO

El día 10 de mayo es el día Mundial del Lupus. Desde el Departamento de Fisioterapia de Idealia traemos un artículo que habla de las posibles acciones a realizar desde esta área para el tratamiento de esta enfermedad autoinmune en función de la afectación que presente en la persona.

https://www.fisioterapia-online.com/articulos/lupus-eritematoso-sistemico-que-es-causas-sintomas-y-tratamiento-en-fisioterapia

Fernando Molins Sánchez – Fisioterapeuta Idealia Centro de Día para Mayores.

Accesibilidad y adaptación

Debemos concienciarnos de la importancia sobre la accesibilidad y adaptación total de nuestro entorno a nuestras necesidades básicas. Sentirnos cómodos en nuestro hogar, trabajo y cualquier entorno en general es muy importante para crear un clima satisfactorio a nivel social y sanitario.

A pesar de ello, resulta curioso como todavía, muchos puntos públicos, no están adaptados ante las necesidades básicas de cualquier persona. Pensando en las personas con movilidad reducida, es muy injusto que no puedan acceder a muchos sitios debido a la falta de adaptabilidad y difícil acceso para ellos.

Aquí os dejamos un artículo que recoge la importancia de crear entornos accesibles para todo tipo de público y como deben ser para que se consideren entornos accesibles.

Más información: http://www.madrid.org/cs/Satellite?cid=1184751003122&language=es&pagename=CASB%2FPage%2FCASB_pintarContenidoFinal

Paula Piqueras García – Terapeuta Ocupacional Idealia Centro de Día para Mayores

La soledad en la tercera edad

La soledad en la tercera edad es uno de los grandes problemas enemigos que influyen en el bienestar de nuestros mayores. La soledad es un tema que se refleja no solo en el estado físico de las personas sino también en el área afectiva.

Es importante que en este tema se implique la sociedad y la familia. Debemos tener en cuenta el cambio que hemos sufrido en las últimas décadas ya que cada vez nuestras mayores viven más años, por lo tanto requieren más cuidados durante más tiempo. Como bien sabemos, hace años era la mujer quien cuidaba no solo de los hijos sino también de las personas mayores de la casa. En la actualidad, hay personas especializadas y formadas en cuidar de nuestros mayores.

Para hacer frente a esta situación, es importante informarnos en qué consiste, elegir a la persona adecuada (no solo para nosotros, sino también para nuestro mayo), dar siempre el privilegio de elección y toma de decisiones a nuestros mayores. De este modo, facilitaremos la adaptación, la confianza y la convivencia de una persona desconocida para todos.

Por otro lado, es importante saber que el hecho de tener un cuidador no significa que nuestros mayores no nos necesiten. Sabemos que con su cuidador tiene cubiertas las necesidades básicas y no estén solos. Pero, lo ideal es que los adultos mayores tengan un protagonismo importante en el seno de la familia y no se sientan nunca solos.

https://www.webconsultas.com/mente-y-emociones/familia-y-pareja/la-soledad-en-la-tercera-edad-8453

La importancia de la postura

Más allá de, como se ha comentado en otros artículos precedentes desde el área de Fisioterapia, hacer ejercicio todos los días en la medida de las posibilidades de cada persona en la tercera edad, es importante tener en cuenta que las posturas que se adquieren en todas las situaciones, juegan un papel fundamental en el estado físico de las personas. Es fundamental mantener una buena higiene postural permanentemente.

Como recordatorio vamos a repasar algunas de las formas correctas de proceder en determinados momentos:

  • Sentados: es fundamental contar con una silla con una buena base de asiento, que permita que el reparto de cargas se reparta por todo el muslo; a veces hay sillas o sillones con un asiento demasiado corto, que no recoge bien los muslos y eso hace que en las zonas donde se apoya, se cargue una cantidad de peso excesiva. Como en todos los casos, más allá del dolor puntual que esto puede ocasionar si se hace de una manera puntual, hay que tener en cuenta que si es algo que se repite de manera continuada, puede ser causa de dolores de espalda más continuados. Además hay que tener en cuenta el disponer de un buen respaldo. Hay que apoyar bien la espalda en el respaldo, que además, dependiendo de la curvatura que presente la espalda de cada persona, deberá tener unas características determinadas. Aunque en muchas sillas no lo suele haber, es importante también la presencia de un respaldo que permita apoyar el cuello para ayudar también a un buen posicionamiento cervical.

 

  • Al caminar: es importante también mantener una buena postura durante la bipedestación. Llevar la mirada al frente, tratar de no cargar (en la medida de lo posible) el peso más a un lado que al otro y mantener el tronco lo más erguido que se pueda. Para ello, como imagen que puede ayudar, nos podemos imaginar que hay un hilo que tira hacia el techo y nos hace mantener la postura erguida. Al igual que se comentaba en el apartado de sentado, la curvatura, fisiológica o no, que tenga cada persona, influye mucho en nuestra postura. No obstante, esa no debe ser razón para no fijarnos en tratar de mantener una postura erguida dentro de las posibilidades. Para tratar de ayudar también al mantenimiento de esta postura, se pueden dedicar unos minutos al día a situarse frente a un espejo de cuerpo entero, tratando de corregir la postura frente al mismo, ya que hay ocasiones en las que pensamos que vamos rectos pero esto no es así. El estímulo visual es un factor importante que puede ayudar al mantenimiento de una mejor postura y a integrar la misma en el resto de actividades paulatinamente (sin necesidad de mirarse en él).

 

  • Las posiciones tumbado: una importante cantidad de horas del día las pasamos tumbados. Es importante conocer cuáles son las mejores posturas para descansar, en las que la posición del cuerpo es la mejor. En líneas generales hablamos de tres posturas; boca arriba, de lado y boca abajo. La tercera de ellas es la peor posición para dormir, ya que va a obligar a mantener durante el sueño la cabeza girada hacia un lado u otro, con la consiguiente alteración de la postura que ello provoca (un giro permanente del cuello que va a generar alteraciones a nivel muscular y óseo, pudiendo ser causa de dolores cervicales). La posición en la que el cuerpo se mantiene en una mejor alineación es boca arriba, ya que las estructuras se encuentran más relajadas. En esta postura es importante utilizar una almohada no demasiado alta ni demasiado baja (la primera va a provocar una flexión continuada en la cervical y la segunda una extensión). Para ello, lo ideal es emplear una almohada de altura media que haga que la cervical se encuentre en posición neutra o bien emplear una almohada ergonómica que cumpla la misma finalidad. La tercera posición (de lado) también es buena postura siempre y cuando se respete también la alineación del cuello respeto del resto de la columna (si se emplea una almohada demasiado alta el cuello quedará inclinado hacia el lado contrario del que estamos tumbados y si es demasiado baja pasará lo contrario). También es bueno emplear almohadas ergonómicas que permitan una alineación correcta de la cervical respecto del resto del tronco. Además es bueno, en las tres posturas, emplear una segunda almohada que, en el caso de la postura boca abajo, se colocará bajo el abdomen, para evitar la posición de hiperextensión de la lumbar, en el caso de boca arriba se colocará bajo las rodillas para favorecer la semiflexión de las articulaciones de los miembros inferiores (las articulaciones se encuentran más relajadas en posiciones de semiflexión) y de lado se colocara, con las caderas y rodillas flexionadas, entre las dos piernas, favoreciendo la alineación de las mismas respecto a la columna y manteniendo también una posición de semiflexión de las articulaciones de los miembros inferiores.

Siguiendo estos sencillos consejos en posturas y acciones que realizamos todos los días, podemos ayudar a aliviar determinados dolores de origen musculoesquelético.

 

Fernando Molins Sánchez – Fisioterapeuta Idealia Centro de Día para Mayores

Asesoramiento sobre productos de apoyo.

Según la norma UNE EN ISO 9999: “Productos de Apoyo para personas con discapacidad. Clasificación y Terminología”, los productos de apoyo, anteriormente conocidos como ayudas técnicas o tecnologías de apoyo, son cualquier producto (incluyendo dispositivos, equipos, instrumentos, tecnologías y software) fabricado especialmente o disponible en el mercado para prevenir, compensar, controlar, mitigar o neutralizar deficiencias, limitaciones en la actividad y restricciones en la participación.

Es importante diferenciar los problemas a los que nos enfrentamos al realizar una actividad para determinar qué tipo de producto de apoyo es necesario pautar en cada momento. Por ello, llamamos deficiencias a aquellos problemas que implican a una estructura o función corporal, así como una desviación significativa o una pérdida; las limitaciones de la actividad son dificultades para ejecutar acciones o tareas, y las restricciones de la participación son problemas para participar en situaciones vitales.

Todos los productos de apoyo nos ayudar a mantener una mayor autonomía a nivel personal. Los productos de apoyo más conocidos son los que vemos por la calle a diario como bastones, andadores, sillas de ruedas…Pero hay un amplio abanico de productos de apoyo que la mayoría de las personas desconocen. En España, el Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas gestiona el principal catálogo de productos de apoyo, con más de 3000 productos.

Debemos tener en cuenta que no todas las personas con diversidad funcional requieren, dentro de la misma dependencia, el mismo producto de apoyo. Por ello, es importante la atención personalizada en el momento de asesorar sobre un producto.

En este momento, nos vamos a centrar en la tercera edad, por lo que debemos tener en cuenta las siguientes sugerencias:

  • Se necesita una valoración profesional para elegir correctamente el producto que requiere esa persona, dependiendo de sus necesidades.Este es un trabajo interdisciplinar en el que tienen mucho que decir los terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, técnicos ortoprotésicos, etc.
  • Es necesario un periodo de educación y entrenamiento sobre el producto seleccionado para facilitar su uso y aprender a manejarlo.
  • A pesar de seleccionar un producto es importante realizar un seguimiento del mismo para asegurarnos que el paciente hace un correcto uso y es útil para su autonomía. Si no fuera así deberíamos volver a valorar las necesidades del paciente buscar otro producto dentro del misma área que cumpla todos los requisitos.
  • Debemos concienciar a nuestros pacientes que el producto seleccionado, al ser necesario para favorecer su autonomía, lo implicará como parte de su rutina intentando no sentirse esclavo de él.
  • Los productos deben cumplir las expectativas esperadas, ser fiables y aportar comodidad al usuario.
  • Es importante que los productos de apoyo puedan personalizarse para que el usuario pueda darle un toque particular y sentirlo parte de él.
  • Tener presente la relación calidad-precio, el servicio técnico y la posibilidad de financiación pública
  • Por último, y uno de los puntos más importantes, es el apoyo tanto por parte del profesional como de su entorno para facilitar la aceptación y la familiarización del usuario con el producto de apoyo.

En resumen, si necesitamos asesoramiento, ayuda, apoyo…cualquier tipo de consulta, no dude en contacta con un terapeuta ocupacional, fisioterapeuta o profesional ortopédico. Nosotros podemos ayudarle.

 

Paula Piqueras García – Terapeuta ocupacional Idealia Centro de día para mayores.

HTA. Factor de riesgo cardiovascular

 

hipertensión Idealia centro de dia para mayores madrid

La hipertensión es un factor de riesgo cardiovascular porque supone una mayor resistencia para el corazón, que responde aumentando su masa muscular (hipertrofia ventricular izquierda) para hacer frente a ese sobre esfuerzo. Este incremento de la masa muscular acaba siendo perjudicial porque no viene acompañado de un aumento equivalente del riego sanguíneo y puede producir insuficiencia coronaria y angina de pecho. Además, el músculo cardíaco se vuelve más irritable y se producen más arritmias.

Los riesgos asociados a la hipertensión, además de los cardiológicos anteriormente citados, son múltiples: propicia la acumulación de colesterol en las arterias y los fenómenos de trombosis ,provocar aneurismas o roturas aórticas, infartos o hemorragias cerebrales, insuficiencia renal, alteraciones en la retina y pérdida de visión, impotencia en varones.

No cabe duda que la hipertensión arterial es una patología que hay que prevenir y, una vez instaurada, tratar de forma adecuada para lograr un buen control y evitar las complicaciones.

EL MEJOR TRATAMIENTO: PREVENCION

Es fundamental seguir un estilo de vida cardiosaludable:

  • No fumes. El tabaco aumenta la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Además, las personas hipertensas fumadoras multiplican el efecto perjudicial del tabaco. Dejar de fumar tiene unos efectos positivos superiores a cualquier medicación para la hipertensión.
  • Cuidado con el alcohol. El consumo moderado de alcohol (un vaso de vino al día en las comidas) puede ser beneficioso, pero si es excesivo provoca el incremento de la presión arterial y otras alteraciones perjudiciales el corazón y otros órganos.
  • Controla tu peso. El sobrepeso es una causa de hipertensión. Rebajarlo reduce la presión arterial y disminuye el riesgo cardiovascular y de diabetes.
  • Realiza ejercicio de forma regular consigue bajar las cifras de presión arterial. Además, aumenta la masa muscular y la capacidad de esfuerzo, ayuda a controlar el peso y logra disminuir el riesgo cardiovascular.

DISMINUYE EL CONSUMO DE SAL

Controla la cantidad de sal que añades a las comidas, sustitúyela  por especias/condimentos.

Disminuye los alimentos que llevan la sal “oculta”:

  • Aperitivos salados: patatas fritas, gusanitos, aperitivos de maíz.
  • Conservas de pescado: atún, salmón, mejillones en escabeche. Elige, siempre que sea posible, la opción “bajo en sal”
  • Frutos secos: sobre todo los fritos y con sal añadida como ocurre con los cacahuetes, pipas, almendras
  • Fiambres: chorizo, salchichón, jamón cocido, fuet.
  • Bebidas isotónicas
  • Verduras/legumbres cocidas. Antes de usarlas, tirar el agua en la que vienen conservadas y lavarlas bien.
  • Encurtidos: pepinillos, aceitunas aliñadas
  • Ahumados: carnes o pescados
  • Mantequilla
  • Comida precocinada que se comercializan listas para calentar (pizzas, croquetas, platos preparados, verduras preparadas). Hamburguesas, salchichas.
  • Pan y sobre todo el pan de molde: si la opción de pan bajo en sal no es de vuestro gusto, al menos, disminuir la cantidad diaria de pan

Leed  siempre las etiquetas de los alimentos preparados que consumís. El consumo de sal diario debe ser menor de 5g.

Si las medidas dietéticas no han sido suficientes, tu médico te prescribirá un tratamiento farmacológico. ¡Recuerda! El iniciar un tratamiento con fármacos no significa que puedes incrementar el consumo diario de sal. Son medidas complementarias.

No olvidéis tomar la medicación a las horas señaladas por vuestro médico y que unas cifras tensionales dentro del rango de la normalidad no significan que la hipertensión “se haya curado” y que se pueda abandonar el tratamiento.

El paladar se educa así que a todos, hipertensos ya diagnosticados, o no, os aconsejo una disminución progresiva de la sal en vuestra dieta.

HIPERTENSION EN ANCIANOS

Como la presión arterial sistólica se eleva con la edad, se ha considerado durante mucho tiempo que es normal que en edades avanzadas se tenga la presión elevada. Actualmente se conoce que las cifras de presión arterial se recomienda que deben de mantenerse dentro de rangos normales a todas las edades para disminuir el riesgo de complicaciones cardiovasculares, sin embargo en pacientes más ancianos podemos tener una presión hasta 150 mmHg, valorándose individualmente.

Fuente: Fundación Española del Corazón

Dra. Lucía Gil Sánchez. – Médico de Centro de Día para Mayores Idealia

 

Factores de riesgo cardiovacular y su relación con el deterioro cognitivo.

En las últimas décadas numerosas investigaciones sugieren que los factores de riesgo cardiovascular (FRCV) tales como, la hipertensión arterial, la diabetes y el tabaco, entre otros, contribuyen a precipitar, agravar y empeorar el pronótico de las demencias. El control de los FRCV, se ha convertido en el foco de atención, tanto desde el punto de vista preventivo como terapéutico, en los casos de deterioro cognitivo ya que “lo que resulta bueno para el corazón, también es bueno para el cerebro”.

¿QUÉ ES UN FACTOR DE RIESGO CARDIOVASCULAR?

Un factor de riesgo cardiovascular (FRCV) es una característica biológica o un hábito o estilo de vida que aumenta la probabilidad de padecer o de morir a causa de una enfermedad cardiovascular (infartos cardiacos, ictus) en aquellos individuos que lo presentan.

Precisamente, al tratarse de una probabilidad, la ausencia de los factores de riesgo no excluye la posibilidad de desarrollar una ECV en el futuro, y la presencia de ellos tampoco implica necesariamente su aparición.

TIPOS DE FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULAR

Existen factores de riesgo no modificables que no podemos controlar

  • Edad: el riesgo aumenta a partir de los 55 años en varones y los 65 años en la mujer
  • Sexo: mayor riesgo en varones
  • Factores genéticos/historia familiar: enfermedades cardiovascular prematura en familiares de primer grado

Aunque no hay una evidencia definitiva de su papel etiológico (podrían tener un papel de marcador intermedio siendo un factor de riesgo más distal en la cadena patogénica), se han considerado:

  • Los factores protrombóticos (fibrinógeno),
  • Inflamatorios (proteína C reactiva)
  • Homocisteína y
  • Lipoproteina a elevada

Los de mayor interés son los factores de riesgo modificables, ya que en ellos cabe actuar de forma preventiva y son los que tienen una asociación más fuerte con la enfermedad cardiovascular, siendo muy frecuentes en la población.

  • Hipertensión arterial
  • Tabaquismo
  • Hipercolesterolemia
  • Diabetes mellitus
  • Sobrepeso/obesidad (particularmente la obesidad abdominal o visceral)
  • Inactividad física.

Actualmente se concede gran importancia a los factores psicosociales, como el bajo nivel socioeconómico, el aislamiento social, la depresión u hostilidad y el estrés laboral o familiar; además de asociarse a un mayor riesgo cardiovascular, estos factores empeoran el pronóstico de los pacientes con cardiopatía isquémica establecida y dificultan significativamente el control de los factores de riesgo clásicos.

También se describen ciertas enfermedades que aumentan el riesgo de padecer eventos cardiovasculares como son la gripe o enfermedades reumatológicas como el lupus eritematoso sistémico.

En próximas publicaciones iremos desarrollando cada uno de estos FRCV para que cambiando hábitos y mejorando nuestro estilo de vida podamos prevenir los eventos cardiovasculares tanto cerebrales como cardiacos.

 

La teleasistencia, un sistema de seguridad de los mayores ante estafas y atracos

 

Las personas mayores o dependientes son víctimas fáciles para muchos desaprensivos que se aprovechan de estos colectivos para estafarles o incluso, en algunas ocasiones, acceder a su domicilio y robarles.

La versatilidad del servicio de teleasistencia le permite ser un aliado de suma importancia ante cualquier situación de emergencia, no solo sanitaria.

Por ejemplo, hace algunas semanas conocíamos por la prensa local el caso de un usuario de teleasistencia de la localidad de Calafell, de 80 años de edad, que ha podido impedir un atraco en su vivienda gracias al dispositivo de teleasistencia.

El usuario pudo alertar de que estaba siendo atracado en su casa gracias al colgante de teleasistencia que, recordemos, siempre deben llevar los usuarios.

Por lo visto, dos hombres llamaron a la puerta y entraron violentamente en la vivienda. El usuario pudo apretar el botón del colgante y alertar del atraco. Los atracadores, sabedores de que el usuario había alertado, huyeron de la vivienda sin lograr su objetivo. Rápidamente se alertó a las fuerzas de seguridad y en pocas horas se pudo detener a los atracadores.

Para evitar este tipo de situaciones, las fuerzas de seguridad del Estado en colaboración con los servicios de teleasistencia, han hecho llegar a los usuarios consejos como éstos:

  • No abrir la puerta de casa o el portero automático a personas desconocidas. Es importante tener mirilla y videoportero.
  • Desconfiar siempre de las personas que digan representar a un organismo público o asociación humanitaria como excusa para introducirse en sus hogares.
  • Desconfiar de los servicios técnicos que se presenten en su casa y que no hayan sido solicitados.
  • Al salir del hogar hay que asegurarse que las ventanas y puertas de acceso a la vivienda queden bien cerradas.
  • Si se presentan trabajadores de gas, luz, agua, reparaciones, cobros, etc. para efectuar reparaciones, revisiones o cobros en su domicilio, aunque se presente debidamente acreditados, deberá confirmarlo telefónicamente.
  • Y añadimos, si se tratase de un trabajador del servicio de teleasistencia, confírmelo con su prestador del servicio a través del colgante de teleasistencia.

“En caso de sospechar de cualquier persona que llame a la puerta o se sienta intimidado, lo mejor es que el usuario de teleasistencia se ponga en contacto rápidamente con el servicio pulsando el botón de alarma del dispositivo. Los trabajadores del servicio de teleasistencia le ayudarán.”

Bibliografía

  • Web la teleasistencia.es
  • Blog solidariosdoc.wordpress.com

Ana Sandoval Herrera – DUE Centro de Día para Mayores Idealia

 

Recuperar la actividad física

Una vez finalizadas las fiestas navideñas, acompañadas como siempre de un aumento en la ingesta de alimentos, muchas veces hipercalóricos y que, en muchas ocasiones, no comemos en la misma medida durante el resto del año, llega el momento de recuperar, además de la normalidad en la ingesta, una actividad física que nos permita recuperar poco a poco nuestro estado y peso previos a toda esta época. Esto por supuesto, también tiene una incidencia dentro de la población de la tercera edad.

Para saber qué ejercicios son los más convenientes para realizar, como en otras ocasiones hemos comentado desde el Departamento de Fisioterapia de Idealia, hay que conocer el estado físico / locomotor concreto de cada paciente. Pero, no obstante, también es importante conocer el Índice de Masa Corporal (IMC) de la persona. El cálculo de este valor se realiza mediante la división del peso expresado en kilos entre la estatura en metros elevada al cuadrado.

De esta división se obtiene un valor encuadrado en una escala:

  • < 16: Delgadez severa
  • 16 – 16,99: Delgadez moderada
  • 17 – 18,49: Delgadez aceptable
  • 18,50 – 24,99: Normopeso
  • 25 – 29,99: Sobrepeso
  • 30 – 34,99: Obeso tipo I
  • 35 – 40: Obeso tipo II
  • > 40: Obeso tipo III

Además de las dietas correspondientes que sean necesarias en cada caso, es importante conocer que existen patologías de tipo músculo – esquelético que se encuentran asociadas al padecimiento del grado de obesidad, tales como:

  • Artrosis: una de las patologías más frecuentes de tipo reumático / degenerativo se ve favorecida (sobre todo en articulaciones que sufren más carga, aunque no en las únicas) por el grado de obesidad, ya que el hecho de soportar más carga de peso en dichas articulaciones provoca una erosión en las mismas que va favoreciendo esta patología. Las articulaciones que más sufren por esta causa son las caderas, rodillas y tobillos, así como la columna vertebral.
  • Osteoartritis: patología en la que se va perdiendo el cartílago articular, con dolor articular al movimiento que va provocando una discapacidad y disminución de la calidad de vida. Asimismo, y por tratarse de articulaciones de carga, se pueden producir debido a la obesidad una deformación en caderas, rodillas y tobillos principalmente.
  • Atrofia muscular: debido a la alteración que provocan estas patologías de tipo osteoarticular, y en muchos casos al déficit de actividad física en estas patologías se va produciendo esta alteración muscular.

Además de todas estas patologías de carácter musculoesquelético, también existen otro tipo de patologías, como es el caso de las respiratorias, la diabetes y alteraciones de tipo cardiovascular que se encuentran asociadas al padecimiento de la obesidad.

Por tanto, como se ha dicho, es importante recuperar una actividad física continuada y adaptada a las necesidades de cada persona para tratar de, en la medida de lo posible, paliar o limitar factores de riesgo en el padecimiento o agravamiento de todo este tipo de patologías.

Fernando Molins Sánchez – Fisioterapeuta Idealia Centro de Día para Mayores

Drenaje linfático postastectomía

DRENAJE LINFÁTICO POSTMASTECTOMÍA

Hoy  4 de febrero es el Día Mundial contra el Cáncer. En relación con ello, desde el Departamento de Fisioterapia de Idealia, traemos un artículo que habla de los consejos y actuaciones que se deben realizar desde Fisioterapia ante una intervención quirúrgica de estas características.

https://www.fisioterapia-online.com/articulos/mastectomia-consejos-de-un-fisioterapeuta-en-el-post-operatorio

Fernando Molins Sánchez – Fisioterapeuta Idealia